Templates by BIGtheme NET

Frases que toda persona inteligente jamás debe decir en el trabajo

En el trabajo , así como en cualquier otro lugar, hay cosas que uno uno debe decir. Chistes de mal gusto, vocabulario incorrecto o mencionar puntos que para usted están políticamente equivocados no son la única manera de quedar mal en su organización, pues hay algunas frases, que a pesar de ser expresadas de forma sutil, podrían acabar con su carrera profesional.

Para evitar este tipo de inconvenientes y saber expresarse sin crear malos entendidos o aparentar que es alguien negativo en la empresa, el portal Entrepreneur publicó un artículo en el que da a conocer 11 cosas que una persona inteligente jamás debe decir en su centro de labores, así lo sienta.

“No es justo”

Lo único que logrará es reflejar que es una persona inmadura. En lugar de decir esto, puede preguntar por qué le asignaron a otro empleado, y no a usted, una tarea que esperaba trabajar. No tenga temor en consultar qué factores influyeron en esa decisión y cómo podría mejorar.

“Así es como hemos hecho las cosas siempre”
Reflejará que es flojo y no le gustan los cambios. Si dice esta frase, su jefe pensará que no está preparado para los constantes cambios derivados de las nuevas tecnologías. Incluso dudará en que haya intentado mejorar algunos aspectos que ya estaban establecidos en la empresa.

“No hay problema”
Aunque parece no reflejar nada malo, cuando responde a un pedido con esa frase da a entender que la petición fue un verdadero problema y tuvo que hacerlo porque sentía que era una imposición. En su lugar use: “encantado de hacerlo” o “con todo gusto lo resolvemos”.

“Esta puede ser una idea tonta” o “Voy a hacer una pregunta tonta”
Al ser consideradas frases sumamente pasivas, dan a entender que no confía en usted mismo, haciendo que las personas que le rodean, también sientan lo mismo. Antes de ser crítico consigo, si no sabe cómo expresarse sobre un tema, mejor diga que no tiene la información exacta, pero que investigarás para regresar con ellos.

 

“Lo hago en un minuto”
Reflejará que hace las cosas con prisa. En su lugar puede decir que “no tardará demasiado” o que “lo entregará lo más pronto posible”. No haga ver que lo solicitado le tomará menos tiempo del que realmente necesita.

“Lo voy a intentar”
Con esta frase muestra que no confía en su capacidad para hacer las cosas y que no lo va a intentar con muchas ganas.

“Tal persona es un flojo / incompetente”
Por más que sea cierto, la verdad es que todos ya están enterados de cómo es un determinado colaborador; y si no está en sus manos decidir sobre él, lo mejor que puede hacer es callarse. Si lo hace, reflejará que busca los errores de los demás para exponerlos en lugar de ayudarlos.

“Eso no me corresponde a mí”
Lo hará ver como berrinchudo y que no está dispuesto a hacer algo que no esté dentro de sus funciones. Por más que no sea parte de sus actividades, sólo le queda hacerlo y hacerlo bien. ¿Qué logrará? Tener una buena relación con su jefe a largo plazo. Ya luego podrá hablar con él sobre las tareas que le corresponden para revisar si necesita agregar nuevas.

“No es mi culpa”
Si cometió un error, así sea mínimo, nunca huya de su responsabilidad como un cobarde. Y si en caso no hizo nada malo, explique objetivamente sobre lo que pasó sin tratar de buscar responsables. Si hace lo contrario, nadie querrá trabajar con usted.

“No puedo”
Esta frase se traduce a un “no quiero”. Con esto, usted quiere decir que no está dispuesto a realizar lo que haga falta en el trabajo. Si le piden que se quede un poco más de la hora de salida, pero para usted es imposible, diga “no puedo quedarme más, pero puedo llegar más temprano mañana”.

“Odio este trabajo”
Jamás diga esta frase. Lo único que conseguirá es que lo califiquen como un colaborador negativo que le gusta reducir la moral del grupo. Al final, sus jefes se darán cuenta que hay personas más entusiastas que estarían felices trabajando con ellos y lo reemplazarán.