Templates by BIGtheme NET

Google prohíbe la publicidad de tratamientos médicos que no tengan una base científica

Mediante una entrada en el blog empresarial, Google ha anunciado que a partir de ahora está prohibida aquella publicidad de técnicas médicas que no cuenten con una base científica.

La entrada viene firmada por Adrienne Biddings, responsable de las políticas de publicidad de la compañía. Esto significa que ya no podrán publicarse anuncios de ventas de tratamientos que no tengan una base biomédica o científica.

Y es que, muchos de nosotros recurrimos al buscador de Google para buscar respuestas sobre enfermedades o una dolencia concreta. En esos momentos de desesperación podemos caer en alguna publicidad engañosa que promete ser un remedio para lo que nos ocurre.

«Hemos visto un aumento en los malos actores que intentan aprovecharse de los individuos, ofreciendo tratamientos engañosos no probados.

A menudo, estos tratamientos pueden conducir a resultados peligrosos para la salud y sentimos que no tienen cabida en nuestras plataformas».

También apuntan que no podrán publicarse tratamientos que se encuentran en fase de estudio y no tienen todavía suficientes «pruebas clínicas formales para justificar el uso clínico generalizado».

Google afirma en su comunicado que para ellos es importante que los usuarios tengan confianza en las terapias que se ofrecen mediante anuncios en la plataforma. De esta manera, supuestamente dejaremos de ver curas falsas para diferentes tipos de cáncer o enfermedades como la esclerosis lateral amiotrófica (ELA).

En el comunicado se hace especial hincapié en prohibir la publicidad de la mayoría de terapias con células madre. Reconocen que hay muchas empresas que pretenden aprovecharse de la desesperación de pacientes gravemente enfermos.

Deepak Srivastava, presidente de la Sociedad Internacional para la Investigación de Células Madre, aplaudió esta decisión de Google, y cree que esta «nueva política es un paso muy necesario para frenar la mala reputación que estaba creando con esta publicidad maliciosa».

Por último, Google quiere dejar claro que seguirá permitiendo publicidad a los investigadores de ensayos clínicos y para aquellos científicos que deseen promover los resultados de sus hallazgos.