Templates by BIGtheme NET

¿Por qué el papel higiénico es lo más comprado en la crisis del Coronavirus?

La imagen de los lineales de los supermercados faltas de productos se han viralizado en las últimas horas a causa del Coronavirus. Aunque las cadenas de supermercado han llamado a la calma ante un posible desabastecimiento, lo cierto es que muchas personas parece que están llenando la despensa a pesar de que por ahora todas las autoridades informan con fuerza de que no hay motivo para ello.

En este contexto, un producto en particular empieza a ser difícil de encontrar. El papel higiénico se ha convertido en tendencia en redes como Twitter por las imágenes de carros llenos de rollos y gente llevándoselos, mientras otros usuarios reportan que, efectivamente, cuesta encontrarlo.

Lo cierto es que hace ya unas semanas se desató una fiebre por el papel de WC similar en Australia, cuando algunos supermercados llegaron a poner un límite de compra por persona.


¿Pero qué tiene el papel higiénico para ser tan demandado?

Obviamente, podríamos pensar que a nadie le gustaría que ante una hipotética escasez tener que buscar alternativas a su uso.

¿Pero hay motivos para tanto revuelo?

La CNN ha llegado a hablar con un psicólogo para buscar una explicación. Según Steven Taylor, lo que se está produciendo es un efecto «bola de nieve». Resumido: si vemos a mucha gente cargar el carro con papel higiénico, hay muchas posibilidades de que también lo hagamos.

Además de esto, la posibilidad, aunque remota, de algún bloqueo o falta de desabastecimiento, también hace que los consumidores primemos primero los productos de higiene. Aunque no tan comentado, también se han dado casos de escasez de pañales y otros útiles similares.

A ello se suma que el papel higiénico es mucho más voluminoso que otros productos. Es posible que nos demos cuenta viendo otro carro que se nos ha olvidado comprarlo, que de otros productos o alimentos que no destacan tanto.

El pánico ante un posible desabastecimiento

Taylor, autor de un libro sobre la «Psicología de las pandemias», también explica que las imágenes de estantes vacíos y carritos de compras llenos de suministros han inundado los informes de noticias y las redes sociales y que la gente que ve imágenes de compradores en pánico, asume que también hay una razón para entrar en pánico y comprar suministros.

«Las personas, siendo criaturas sociales, buscamos señales de lo que es seguro y lo que es peligroso», dijo. Todas esas fotos de estantes vacíos pueden hacer que las personas crean que deben salir corriendo y comprar papel higiénico mientras puedan. «Y lo que comenzó como la escasez percibida se convierte en escasez real«, añade el psicólogo.

Taylor también opina que las redes sociales son un gran dinamizador en la expansión del miedo al coronavirus. La información errónea se propaga con facilidad, y las plataformas abiertas amplifican las llamadas al pánico.