Templates by BIGtheme NET

Unión Europea emprende acciones legales contra tres países que se negarón acoger refugiados

La Comisión Europea decidió hoy abrir procedimientos de infracción contra la República Checa, Hungría y Polonia por su negativa a aceptar migrantes que se encuentran en otros países de la Unión Europea (UE) en el marco del plan de reubicación adoptado en 2015.

El proceso de infracción se adoptará oficialmente mañana, explicó el comisario de Interior de la UE, Dimitris Avramopoulos. El procedimiento podría desembocar en una denuncia ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) y en multas económicas.

La Comisión Europea llamó repetidamente a los tres países a cumplir con la decisión de reubicar a 120 mil refugiados desde Grecia e Italia entre el resto de países del bloque en un plazo de dos años. Esa decisión fue adoptada en 2015 con la posición en contra de Hungría, Eslovenia, la República Checa y Rumanía.

Hungría y Polonia no aceptaron a ningún solicitante de asilo, mientras que la República Checa únicamente recibió a 12 procedentes de Grecia.

“Déjenme ser claro: la implementación de las decisiones del Consejo (Europeo) sobre reubicación es una obligación legal, no una opción”, dijo Avramopoulos.

Hungría y Eslovaquia ya llevaron el caso ante el TJUE y se espera una sentencia en otoño (boreal). El comisario Avramopoulos está convencido de que la Corte dará la razón a las autoridades europeas.

La reacción más dura llegó hoy desde Budapest. El ministro de Relaciones Exteriores húngaro Peter Szijjarto afirmó: “El Gobierno húngaro contempla esto como una extorsión y un comportamiento no europeo (…) El Gobierno no cederá ante una extorsión”.

La Comisión Europea no puede cuestionar a los países miembro el derecho de decidir por su cuenta a quién admite cada país en cuestión en su territorio y con quién quiere convivir y con quién no, apuntó Szijjarto.

Antes de que hoy se anunciase el proceso de infracción, la República Checa dejó claro que no tiene previsto recibir a futuro a más refugiados en base a la decisión de la UE, según explicó el jefe de Gobierno Bohuslav Sobotka a la agencia de noticias CTK.

Polonia, por su parte, criticó a la Comisión y aseguró que su decisión puede apartar al país de “la elaboración de los compromisos políticos necesarios en política de refugiados”.

Según el informe mensual de la Comisión, desde el inicio del programa fueron reubicadas un total de 20 mil 869 personas desde Grecia e Italia, 2 mil de ellas el mes pasado.

El objetivo del plan es aliviar la presión en Grecia e Italia, los países que más personas recibieron durante la crisis de refugiados. “No podemos ni queremos dejar solos a los países miembros de las fronteras exteriores”, dijo Avramopoulos en referencia a ambas naciones.

Comentar